Con el apuro que tenemos a la mañana cuando nos preparamos para una jornada larga, muchas veces olvidamos o no tenemos en cuenta los pasos del ritual del maquillaje y belleza... y es que no tenemos tiempo! Sin embargo, darle unos minutos más (pocos, te lo aseguro) a ese momento beauty te va a ayudar a que dure más tu makeup hasta el final del día, empezá hoy!


Retocar la tez: el corrector de ojeras

Para dar un tono parejo en la zona de los párpados inferiores, aplicá el corrector de ojeras desde la esquina interna del ojo hacia la parte externa, con la ayuda de un pincel específico para ese tipo de maquillaje. Es fundamental que no estires todo el producto a lo largo de la zona, si no más bien que tiendas a hacerlo sobre la zona que querés corregir puntualmente (en general se ve de un tono “azulado”, aunque eso varía dependiendo del tono de piel que tengas).

Tip: Para llevar la luz a esta zona, elegí un tono de corrector levemente más claro que el de tu piel.


Unificar la tez : la base de maquillaje

Para obtener un resultado pro, aplicá una base de maquillaje fluido con la ayuda de unl pincel, desde la zona del centro del rostro hacia el exterior, cuidando que la aplicación sea uniforme en toda la superficie del rostro donde lo aplicás; por eso, hacelo delicadamente.

Tip: No olvides aplicar un poco de base también en la zona del cuello y un poquito en la orejas, para dar un efecto unificado del tono de piel.


Fijar el maquillaje: el polvo volátil

Para fijar el maquillaje y que dure por más tiempo, aplicá polvo volátil sobre el rostro con movimientos delicados, para dar un acabado perfecto. Dará a tu piel un aspecto aterciopelado. Lo mejor es usar un pincel para polvo.

Tip: Si tu piel es mixta, repetí una o dos veces la aplicación en la zona T (frente, nariz, barbilla).


Vestir la mirada: la sombra para ojos

Para iluminar tu mirada, aplicá el color que hayas elegido sobre el párpado superior con un pincel plano. Difuminalo sobre la superficie, con pequeñas toquecitos y trazos sutiles con el pincel plano, desde el exterior hacia el interior del párpado.

Tip: si usás sombra todos los días, no dudes en mejorar la forma de tus cejas con el cepillo de cejas o el del rimel.


Intensificar la mirada: la máscara de pestañas

Para concluir tu sesión de maquillaje cotidiano, aplicá la máscara desde la base hasta la punta de las pestañas, cuidando que el cepillo aplicador no esté muy “cargado”.

Tip: repetí el gesto de aplicación con movimientos ligeros en zigzag para darles volumen y profundidad.


Sublimar los labios: lápiz labial

En primer lugar, dibujá el contorno de tus labios con un lápiz labial un tono más oscuro que el que vayas a usar.  A continuación, aplicar el labial con un pincel para labios sobre el contorno y luego cubriendo toda la superficie de los labios.

Tip: aplicá un hidratante o bálsamo labial durante la noche, eso contribuirá a que tus labios estén más suaves y que se prolongue el color que te apliques.


Iluminar la tez: el rubor

Para perfeccionar y completar el maquillaje, aplicá rubor en tus pómulos, utilizando la brocha específica. Aplicalo en la zona media de las mejillas: ni muy arriba cerca de los ojos, ni muy abajo cerca del contorno de la mandíbula.Y no apliques fuera del área de los pómulos (las orejas no!).

Tip: para encontrar la zona ideal para colocar el rubor, brindá tu mejor sonrisa frente al espejo y aplicalo para resaltarla.


Ahora podés perfeccionar tu maquillaje y hacer que sea más duradero. Espero que te hayan servido estos consejos! ;)

Leé más:

Potenciá tu look para que tu belleza brille

10 tips de maquillaje y belleza rápidos