Halloween puede ser una muy buena oportunidad para mostrar tu creatividad y buen humor (y tu lado “creepy”)! Escoger un buen disfraz es importante si vas a alguna fiesta de celebración, y obviamente también lo es un buen maquillaje, impresionante e impecable. Marcá la diferencia y hacé que todo el mundo hable de vos!

Bruja maléfica, vampira sexy, muñeca endemoniada, zombi sangriento, muñeco vudú... ¿Cuál será tu maquillaje de Halloween? Para ayudarte, te mostramos una opción y además algunos consejos y tips de maquillaje para que puedas guiarte, hacer volar tu imaginación y saques a relucir tu ideas y mostrar tu “peor" cara… de miedo.

Maquillaje de muñeca para Halloween

Si te da vértigo o poca empatía pensar en tu cara con un maquillaje de esqueleto o no te animás, entonces esta opción es para vos: maquillarte como una muñeca, pero con toques y detalles que no te hagan sólo bonita e inocente!

En principio, es una excusa muy buena para llevar esas pestañas “dramáticas” que siempre tuviste ganas de usar, a la vez que pecas sobre unas mejillas bien rosadas. Tu mirada será en principio algo ingenua, pero luego el maquillaje integro provocará algo de miedo, la idea es que sea inquietante.
Acá va el paso a paso sobre cómo ser una muñeca este Halloween espeluznante:


Primero, la tez: aplicá una buena base de maquilaje mate. Una vez que unificaste el tono sin exagerar ni ponerte mucho, es hora de destacar los pómulos, con una pequeña cantidad de base color bronze sobre los pómulos para para que resalte; con un poco basta.


  • Paso 1: Sombra de ojos Blanca

Usando un cepillo plano, aplicá la sombra en el párpado entero y lleve el color abajo, a lo largo del párpado inferior.


  • Paso 2: Lápiz de ojos Blanco

Para hacer más intenso el efecto del maquillaje, aplicá el lápiz de ojos blancos en la línea del párpado inferior y en los extremos de los ojos.


  • Paso 3: Pestañas postizas

Es momento de sumar las pestañas a la mirada de muñeca creepy.  Primero, aplicá las pestañas en el párpado superior, sobre la línea de tus pestañas. Medí bien antes de aplicar el pegamento, que no haya excesos, antes de aplicarlas. Es importante también dejar que el pegamento se vuelva “pegajoso”, durante unos segundos. Luego, usá una pinza para aplicar de forma perfecta las pestañas a lo largo de toda la línea de ambos párpados.


  • Paso 4: Rubor para destacar

La recomendación es que uses un rubor rosado, aplicado puntualmente en las mejillas, solamente allí. Sonreí frente a tu espejo para saber cuál es la parte más sobresaliente de tus pómulos, así te asegurás de aplicarlo bien ;)


  • Paso 5: Las Pecas

Para crear pecas parecidas a una muñeca, usá lápiz de ojos en tono marrón. Dibujalas dando toquecitos sobre tu nariz y mejillas, haciéndolas de tamaños diferentes y variando la intensidad del color. Si algunos quedan muy oscuros, solo presioná  el punto con tu dedo unas veces para aclararlo.


  • Paso 6: Lápiz de labios rosado 

Para terminar la caracterización de tu maquillaje de muñeca, usá un labial rosado intenso mate o semi-mate. ¡Estas lista!


Como evitar que tu maquillaje se desvanezca rápidamente

Le dedicaste bastante tiempo a maquillarte, la fiesta probablemente sea extensa (será una larga noche!), y sabemos que el sudor combinado con todo lo que aplicaste sobre tu rostro, atenta contra la piel y los poros. Acá van algunos consejos para la “mañana después”.

Si tenés piel acneica, es importante que previo a maquillarte apliques una máscara o producto astringente, para evitar que los poros se “ensucien” rápidamente, es decir: que tu piel absorba rápidamente mucho del maquillaje que apliques. Podés usar un gel anti-acné en forma preventiva, así además se facilitará la tarea de desmaquillarte antes que te vayas a dormir.

En caso que tengas la piel con poros visiblemente dilatados, también podés usar una mascarilla indicada para esos casos que ayude a cerrarlos, ya que te ayudará a tener la piel más uniforme y facilitará tanto el proceso de maquillaje como que luego te lo quites rápidamente.

También, es importante estar atenta a usar productos amigables y de buena calidad en la medida de lo posible. Usar un maquillaje adecuado siempre es bueno, para la piel y para el resultado final de la caracterización.

Tené en cuenta que el proceso para retirar el maquillaje también es clave. Lo ideal es usar, al día siguiente, un exfoliante muy suave  para retirar cualquier resto de maquillaje que haya quedado en tu piel; luego, podés aplicar una una máscara descongestiva y calmante. Voilá!

Sos de las indecisas y te cuesta elegir el traje? Esperamos que con esta propuesta te animes y decidas, estás a tiempo!

También te puede interesar:

Maquillaje diario: perfeccioná tu rutina para que sea más duradero

10 tips de maquillaje y belleza rápidos