¿Qué puede ser más agradable que un buen masaje para relajarse y quitarse un poco (o bastante) el stress? ¿Cuál elegir cuando decidimos tomar una sesión? Para responder a estas preguntas, indagamos acerca de los diferentes tipos de masajes que existen, sus técnicas y beneficios.
Seguramente vas a encontrar el que esté hecho para vos, con el que sientas “empatía”, ese que podría brindarte bienestar, descanso y hacerte sentir mucho mejor. En otras palabras: “éste es el que yo necesito”!


Masajes Asiáticos

India, China, Japón, Bali, Tíbet, Macao: Asia es indiscutiblemente el continente de los masajes. Allí, incluso es un arte que forma parte de los medios terapéuticos utilizados para cuidar el cuerpo y el espíritu. Demos una mirada acerca de las diferentes formas y técnicas que se practican y sus beneficios.

Shiatsu

Este masaje pretende restablecer la circulación de la energía vital en el organismo. Según esta técnica, el cuerpo humano es recorrido por líneas llamadas meridianos, a lo largo de las cuales circula la energía y presionando puntos específicos, se actúa sobre lugares de encuentro de los vasos linfáticos y de las glándulas del sistema endócrino.
Se practica sobre el cuerpo vestido o en ropas interior. El masajista trabaja en todas las partes del cuerpo presionando zonas específicas con sus dedos. Según el sentido, las presiones son más o menos profundas, y también se trabaja sobre las zonas anudadas. Se considera a la vez preventivo y curativo, y practicado con regularidad le asegura al paciente una energía permanente y una inmunidad reforzada. Puntualmente, alivia las disfunciones del organismo (dolores de espalda, jaquecas, cansancio, depresión).

Ayurveda

Según la medicina tradicional india, el cuerpo es atravesado por un flujo energético. Cuando éste es perturbado, por el estrés o una mala higiene de vida, el organismo sufre. Actuando sobre el cuerpo, los masajes tienen como objetivo restablecer sul equilibrio. Se practica sobre el cuerpo desnudo, con un aceite caliente de sésamo. Consiste en estimular, por presiones y palpaciones, los puntos energéticos a través de los cuales el flujo energético se desplaza. Movimientos tónicos alternan con movimientos relajantes. Afloja, elimina las tensiones nerviosas, reabsorbe el estrés, y facilita el sueño. Restableciendo la circulación de la sangre, evacúa las toxinas. Energético, recarga también el cuerpo de renovada energía y previene numerosos dolores.

Tailandés

A medio camino entre Ayurveda, medicina tradicional india y la filosofía budista, se basa en la conciencia del cuerpo y a la vez en los planos anatómicos (tendones, articulaciones, músculos), energética semejante a los meridianos de la medicina china) y mental (bienestar del espíritu, equilibrio emocional). Se practica sobre el cuerpo vestido. Se vale también de posturas de yoga, estiramientos, amasados y presiones. El masajista realiza la técnica cuerpo a cuerpo: utiliza sus manos y sus dedos, pero también sus codos, sus rodillas, sus pies. El masjae aporta el bienestar devolviendo el equilibrio inicial. Quien recibe el masaje, obtendrá mejoras en la circulación de la sangre, se beneficiarán los tejidos, se drenarán las toxinas y se aflojarán sus músculos. 

Tuina

Destinado a restablecer una buena circulación de la energía vital, cuenta con al menos 300 manipulaciones diferentes (pequeños pellizcos, fricciones, empujes, frotamientos), y se puede realizar sobre el cuerpo vestido o desnudo. En China, forma parte de la medicina.

Balinés

Muy dulce y tranquilizador, se practica desnudo, con aceite caliente. Destinado a aportar ante todo descanso y relajación, consiste en presiones sobre los miembros entre la palma y los dedos, movimientos largos profundos de deslizamiento sobre el cuerpo con los antebrazos o frotamientos enérgicos de la piel con puños cerrados. Gestos que permiten también aliviar los músculos y reactivar la circulación linfática.

Taegengki

Por una sucesión de movilizaciones de las articulaciones y de estiramientos musculares, el masajista incita al paciente a abandonarse en un estado de relajación absoluta para recibir el bienestar que aporta esta técnica.. El cuerpo progresivamente se repone, el espíritu se apacigua.

Tibetano

Este masaje originalmente se practica con bolsas llenas de sal o de plantas, sumando la mayoría de las veces aceites esenciales. Estos petates calentados son situados sobre puntos precisos del cuerpo, directamente sobre la piel, y manipulados según circuitos energéticos precisos. Gracias al calor, las sales o las plantas exhalan ellos beneficios en sinergia con los movimientos. La acción sobre los bloqueos musculares y energéticos es inmediata.


Masaje Oriental 

Un buen masaje oriental es tradicionalmente precedido por una sesión de baño turco (baño de vapor) de aproximadamente 20 minutos, para abrir los poros de la piel y favorecer la eliminación de las toxinas, y sobre todo aflojar, tanto el plano físico (relajamiento de los músculos) como el mental. Esta etapa constituye un preámbulo perfecto al masaje oriental, pero la inmensa mayoría del Spas orientales proponen también la etapa del peeling entre el baño de vapor y el masaje.

¿Qué producto se aplica en el masaje oriental?

Después de algunos minutos de descanso fuera del baño turco, el masaje puede empezar. Se practica sobre la piel desnuda, el masajista utiliza la mayoría de las veces del aceite de argán, caliente si es posible. Muchos Spas practican el masaje oriental con sus propios productos de cuidados, elaborados con formulaciones específicas según el tipo de piel.

¿En qué partes del cuerpo se efectúa?

El masaje oriental se hace de pies a cabeza, siguiendo el trazado muscular. Alterna amasados y alisaduras. Sintiendo bajo sus manos expertas los nudos y las tensiones musculares, el masajista insiste en las zonas dolorosas, en particular al nivel de la espalda.
También trabaja alrededor del vientre, dibujando con sus manos círculos en el sentido de las agujas de un reloj. Luego, se contínúa a nivel del plexo solar y abre, por presiones, la caja toráxica. La sesión se finaliza en general con algunos minutos de relajación, acompañados por un té tradicional de menta, refrescante y digestivo.

¿Qué beneficios produce el masaje oriental?

Las técnicas utilizadas para este masaje favorecen la eliminación de las toxinas, el relajamiento y promueve la flexibilidad de los músculos. De hecho, el masaje oriental esencialmente pretende aportar un descanso muscular para aportar un mayor bienestar real y general. Se parece mucho al masaje californianm por la delicadez con el que se lo aplica. Gracias a los antioxidantes que contiene, el té de menta drena las toxinas liberadas durante el masaje, estimulando la regeneración general del organismo.


Masaje Californiano

Es un masaje sensual, y se practica sobre la piel desnuda o en ropa interior. El masajista utiliza un aceite de soporte que permite un mejor deslizamiento sobre la piel, generalmente se asocia a aceites esenciales muy aromáticos y relajantes.
La técnica consiste en envolver y esculpir el cuerpo en su totalidad con movimientos y amasados en toda la superficie de la piel. Es lento, dulce y amplio, al ejecutarse las manos siguen una especia de coreografía armoniosa sobre el cuerpo, a la vez que se siguen y respetan las líneas de los meridianos, los puntos reflejos y el trazado muscular del cuerpo.

El masaje californiano se dirige ante todo a las personas que buscan una pausa verdadera de descanso, un momento para abandonarse al relax y reanudar el contacto con la percepción del propio cuerpo.
Dulce, fundado sobre el despertar de los sentidos, aporta bienestr a las personas estresadas y agotadas. Estimulando despacio las numerosas terminaciones nerviosas del organismo, también engendra una vuelta al equilibrio del sistema nervioso.
Predicando la interiorización, permite encontrar la riqueza sensorial inscripta en el cuerpo y reanudar la conexión sutil con las señales que éste envía. El efecto pues es físico y a la vez psíquico, ya que mejora la percepción del esquema corporal, la escucha y la estima de sí mismo, y favorece la apertura de los sentidos y la mente.

Ahora que sabés mucho más sobre los diferentes tipos de masajes, cuál elegirías para vos?


También te puede intersar:

El Spa, ese momento que merecés