Esta proteína natural es muy utilizada ya que protege, alisa y permite transformar poco a poco la estructura del cabello. Si tenés ganas de saber más, te lo contamos en esta nota!

La queratina o keratina, es una proteína natural fibrosa, creada por el cuerpo humano para construir los nexos cutáneos (pelos, cabellos, uñas). Los cabellos están constituídos en un 95 % por queratina. Ésta, permite protegerlos contra las agresiones exteriores, los rayos UV, la contaminación y también contribuye a fortalecer y reforzar la cabellera. Entonces, cuanto más expuesto está el cabello a agresiones como el calor de la plancha o los procedimientos químicos como las coloraciones, naturalmente la keratina se va perdiendo o dañando.
La queratina se emplea para reforzar el “cemento” intercelular y así favorecer que las escamas del cabello vuelvan a “pegarse”; es decir, llena la falta de de keratina en la superficie de la fibra capilar, permitiendo alisar la primera capa del cabello. Actúa pues como una película protectora que se aplica sobre el cabello, devolviéndole la fuerza y otorgando también un aspecto más liso y brillante, además de mucha suavidad.

¿Por qué es tan popular la keratina?

La popularidad de la keratina está ligada al éxito de su utilización masiva en los tratamientos de alisado en Brasil, ya que gracias a la keratina, el alisado brasileño permite modificar profundamente la estructura del cabello. La keratina es de hecho una nueva terapia para los cabellos, que revolucionó el enfoque de las técnicas y del cuidado capilar. Las mujeres que tienen los cabellos enrulados, crespos, con mucho frizz o falta de cuerpo, consiguen el tratamiento ideal para tener el pelo lacio y más disciplinado. El alisado brasileño no es agresivo, por lo tanto ha sido (y es, sin duda) un éxito; la keratina también se utiliza en numerosos productos para el cuidado del del cabello.


Un tratamiento capilar para optimizar el alisado del pelo

La keratina posee numerosos beneficios: permite particularmente optimizar el potencial de realización de las técnicas llamdadas "semidefinitivas" de peinado, como el alisado, y hasta la permanente. Por su acción sobre cutícula, protege el cabello, cubre y refuerza las escamas. De este modo, utilizar keratina, en la peluquería particularmente, permite modificar la estructura de manera radical.

Una dupla poderosa: keratina & planchita

Utilizada en asociación con una planchita, en la peluquería o en casa, la keratina -contenida en productos capilares específicos de cuidado- permite disciplinar los cabellos con rulos, crespos, o rebeldes. Este método, más suave que un tratamiento de tipo alisado brasileño en el salón, permite actuar sobre el aspecto del cabello, para obtener un resultado puntual. ¿La ventaja? Evitamos la pérdida completa de volumen que se efectúa a veces con el alisado brasileño. Esta asociación (productos que contienen keratina & planchita), utilizada con regularidad permite alisar duraderamente el cabello.

El cuidado SOS para los cabellos muy estropeados

Otra forma de utilizar keratina: la integración de productos para cuidado capilar enriquecidos con keratina a la rutina para tu cabello. De esta forma, se actúa en superficie para reforzar el cabello “rellenando” la falta en la fibra capilar. Es un empleo más superficial, como un empujón para reforzar los cabellos y devolverles brillo y vigor. 
En el caso de cabellos muy estropeados, también es posible proceder a una cura intensiva de keratina. Cuando el producto utilizado tiene mucha concentración de keratina, se recomienda utilizarlo durante tres semanas solamente, para no correr peligro de asfixiar el cabello creando una forma de adicción del cabello a la keratina.


Para saber más:

¿Cómo funciona?

A la manera de un barniz, la keratina es una especie de funda para la fibra capilar, a la vez que lo repara. Además, crea una barrera protectora contra los daños causados por la utilización del secador y/o la planchita.

¿A quién se le recomienda?

A las que no pueden dejar de usar planchita o secador. Los productos a base de keratina protegerán y repararán su cabellera. Son también totalmente indicados para los cabellos con coloración o dañados, sobre los cuales la terapia capilar con keratina aportará también brillo y efecto sedoso. Y también está indicado para las que tienen su cabello muy rebelde, con súper rulos o muy crespo.

¿Me aplico keratina?

Los productos con keratina tienen a veces un efecto que vuelve pesado el cabello. Las que tienen cabellos finos o las que desean mantener algunas ondas naturales, deberían evitarlos. En cuanto a los tratamientos de alisado, es recomendable hacerlo en forma espaciada (no más uno o dos al año), escogiendo fórmulas exentas de productos químicos nocivos como el formaldehído, un componente cancerígeno.


Un resumen para terminar

La keratina es ante todo una proteína natural, la materia prima de nuestros cabellos. En efecto, el cabello está constituído en un 95% de queratina que lo protege contra el brushing, la planchita, los rayos UV, el agua de mar y de otros factores exteriores que lo agreden.

Sin embargo, nuestra reserva de keratina no se renueva. Se agota en el curso del tiempo a causa de las coloración, el brushing, los rayos UVl y otros productos químicos que aplicamos sobre nuestros cabellos.
Dado que es una tendencia que llegó para quedarse, ciertas marcas de productos capilares comenzaron a comercializar productos para cuidado capilar a base de queratina para devolver a los cabellos suavidad, brillo y docilidad.

Y vos, sos de las que prefieren llevar el cabello natural dejándolo "ser" o de las que quieren el pelo ultra lacio?

Leé también:

Peinados con trenzas: ¡elegí la tuya!

Protegé tu pelo del sol cuando llega el verano!